5 consejos para que tu negocio sobreviva al COVID-19

3 MIN | 906 PALABRAS

El virus nos trajo a la mesa un montón de discusiones nuevas y necesarias y hoy más que nunca nuestros negocios requieren que los pensemos de vuelta. Aquí te traemos algunos puntos a tener muy en cuenta para los tiempos que se viven

El título de esta nota es demasiado ambicioso para las respuestas que podemos dar. Lo cierto es muchos negocios no sobrevivirán a la pandemia por diversos motivos. Muchos de ellos por tener estructuras grandes y facturación tendiente a cero. Otros no se podrán adaptar a los cambios de consumo. Otros tal vez tendrán dirigentes con poco combustible emocional para hacerle frente a la crisis económica más profunda de la historia moderna.

Cualquiera sea la razón, hay que prepararse para lo que se viene y tener la mayor cantidad de herramientas posibles.

Con nuestros clientes solemos establecer focos de trabajo en cada etapa de sus negocios. En coyunturas más calmas, estos son bastante específicos y particulares a cada organización. En el que estamos viviendo ahora, planteamos (casi) los mismos focos de trabajo y queremos compartirlos con ustedes ya que los puede ayudar a repensarse en este contexto.

1: La demanda

No hay a quien venderle un producto que no se busca ni se necesita. Por eso es fundamental, antes de hacer planteos apresurados, entender la demanda real de los productos o servicios que se comercializan.

Hay varias formas de llevar adelante este tipo de análisis y muchas de ellas dependen de estudios de mercado y consultoras, pero recomendamos esta opción en particular por ser gratis y muy representativa: Google Trends.

Si alguien necesita lo que hacés, casi seguro que esté buscándote en Google. Comparar la demanda y búsquedas actuales con los últimos 12 o 24 meses puede ser una buena forma de entender el estado particular de tu rubro en términos de demanda.

2. Redefiniciones Comerciales

Si el contexto cambia radicalmente, lo que hacemos debe cambiar. Si estás comercializando de la misma forma que lo hacías hace unos meses, lo más probable es que algo estés haciendo mal.

Hoy, por ejemplo, se valora mucho más el delivery en tiempo, y el cuidado por la higiene por sobre muchas otras cosas.

En China, Mc Donalds implementó lo siguiente: a todos los pedidos de delivery ahora les adjuntan un papel con la temperatura corporal de todas las personas que intervinieron en la preparación de la comida.

Comunicar todas las normas de higiene que se están tomando puede ser una poderosa herramienta de fidelización.

3. Invertí en Canales Eficientes

Internet es casi el único canal de comunicación comercial hoy en día. Con más de 2000 millones de personas en todo el mundo viviendo encerradas, estar aquí y bien posicionado es fundamental.

Pero en tiempos de crisis también es importante mantener con salud la caja, por lo que la recomendación aquí es bien simple: inviertan en lo que puedan medir.

Internet nos da la precisión para entender cuánto nos sale un cliente y hay que usar los datos duros para tomar decisiones.

Les traemos un ejemplo a modo ilustrativo: supongamos que vendemos un producto que sale $1000. Hacemos anuncios en Google donde cada clic nos cuesta $1. Luego de unas semanas de funcionamiento de las campañas, vemos que de 500 personas que hicieron clics en nuestros anuncios, solo 10 compraron.

Esto quiere decir varias cosas. En primer lugar, que facturamos $10.000 con una inversión de $500. Sabemos también que el ROI (Retorno de Inversión) es de 20. Esto quiere decir que por cada $1 nos vuelven $20. Por último, sabemos que adquirir cada cliente nos salió $50, por lo que la rentabilidad bruta de cada operación es de $950.

Este dato, si se sostiene en el tiempo, nos asegura un retorno de 20x por cada $1 invertido, con lo cual aumentar la inversión en medios sería la decisión más inteligente.

Si no sabemos todo esto, tomar una decisión es prácticamente azaroso.

4. Diseñá la experiencia

La mayoría de los negocios tienen locales u oficinas en donde los productos son adquiridos. Con la imposibilidad de contar una historia a través de la experiencia de compra, hay que pensar todo de vuelta.

Los únicos espacios para contar una historia que nos quedan hoy son: la experiencia digital de compra, el packaging y el producto, obviamente.

Es un gran momento para que nuevos clientes te conozcan y para fidelizar a los existentes.

5. Conocimiento Online

Las videollamadas están su auge. Estamos en aislamiento físico, no social. De hecho estamos más conectados que nunca.

Vivimos en una era donde la transferencia de conocimiento es fundamental para generar más y de mejor calidad.

Me animaría a decir que casi todos los negocios tienen posibilidades de generar algún tipo de encuentro donde haya transferencia de conocimiento. En algunos puede ser un curso, en otros será apenas una conferencia de una hora. Otros negocios podrán generar encuentros de networking entre sus clientes.

Aprovechen este recurso que les ayudará a dar un salto de calidad en todo lo que hacen y conocerán mejor a sus clientes.

Conclusión

Es importante moverse rápido y sobre datos certeros. Este contexto nos obliga a tomar decisiones, y es importante que los siguientes pasos sean correctos porque equivocarse saldrá muy caro.

Si alguna de estas ideas logró movilizarlos en algún sentido, es un gran logro para nosotros y para lo que intentamos transmitir en todo lo que hacemos.

Esperamos que todo esto pase pronto y que salgamos de esta situación con más herramientas que con las que entramos.

¿Quieres enterarte cuando subimos más notas como esta?